Hay personas que, aunque gozan de buena salud y están en buena condición física, tienen una figura desproporcionada por la acumulación localizada de grasa. La formación de estos depósitos de grasa puede deberse a tendencias genéticas más que a falta de control de peso o no estar en forma. La liposucción afina y da nueva forma a zonas específicas del cuerpo mediante la remoción de los depósitos de grasa, lo que mejora la figura y proporción de su cuerpo y, como consecuencia, la imagen que tiene de sí mismo.

Las técnicas de liposucción pueden usarse para reducir depósitos localizados de grasa en:

  • muslos;
  • cadera y glúteos;
  • abdomen y cintura;
  • parte superior de los brazos;
  • espalda;
  • zona interna de la rodilla;
  • zona pectoral;
  • mejillas, barbilla y cuello;
  • pantorrillas y tobillos.

En algunos casos, la liposucción es el único procedimiento que se realiza; en otros, se utiliza junto con técnicas de cirugía plástica como estiramiento facial, reducción de senos o abdominoplastía.

¿Qué sucede durante la liposucción?

Paso 1: Anestesia

Se le administran medicamentos para su bienestar durante la intervención. Entre las opciones disponibles están los sedantes intravenosos y la anestesia general. Su doctor le recomendará la mejor para usted.

Paso 2: La Incisión

La liposucción se realiza a través de incisiones pequeñas y poco visibles. Primero se vierte una solución líquida estéril para reducir la hemorragia y el trauma.

Luego se inserta un tubo hueco, o cánula, a través de las incisiones para aflojar el exceso de grasa realizando movimientos controlados de atrás para adelante. Después se succiona el tejido graso suelto con una aspiradora quirúrgica o una jeringa acoplada a la cánula.

Áreas problemáticas que pueden tratarse con liposucción:

Paso 3: Vea los Resultados

Las mejoras en su figura se harán evidentes cuando baje la hinchazón y la retención de fluidos que se presentan habitualmente luego de la liposucción. Si mantiene hábitos alimenticios saludables y el buen estado físico, la eliminación del tejido graso excedente debería ser permanente. Sin embargo, el resultado podría dejar de ser permanente si se aumenta de peso en forma considerable.

Mi Recuperación

Una vez terminada la intervención, pueden aplicarle una prenda de compresión o vendajes elásticos sobre las zonas tratadas. Estos elementos ayudarán a controlar la hinchazón y comprimir la piel para adaptarla a su nueva figura corporal. Además, es probable que le coloquen pequeños tubos de drenaje en las incisiones subcutáneas existentes para eliminar excesos de sangre o líquidos.

Recibirá instrucciones específicas, entre las que pueden encontrarse: Cómo cuidar el sitio de la operación y los drenajes, qué medicamentos aplicarse o tomar por vía oral para ayudar a la curación y reducir el potencial de infecciones, a qué factores prestar especial atención en el sitio operado y en su salud en general, y cuándo volver con su cirujano plástico para seguimiento.

Comentario Especial

A veces se recomiendan intervenciones secundarias para reducir el exceso de piel. Se requieren consideraciones especiales cuando se succionan grandes cantidades de tejido graso (más de 5 litros, por lo general).

Asegúrese de hacerle a su cirujano plástico preguntas específicas acerca de lo que pueda ocurrir durante el período de su recuperación en particular:

  • ¿A dónde me llevarán cuando termine la cirugía?
  • ¿Qué medicamentos me darán o recetarán después de la cirugía?
  • ¿Tendré vendajes después de la operación? ¿Cuándo me los sacarán?
  • ¿Se quitan los puntos? ¿Cuándo?
  • ¿Cuándo podré retomar mis actividades habituales y volver a hacer ejercicio?
  • ¿Cuándo vuelvo para la atención de seguimiento?

Cuando vuelva a su hogar

Si experimenta falta de aliento, siente dolores en el pecho o latidos inusuales, busque atención médica de inmediato. Si sufre alguna de estas complicaciones, es posible que necesite hospitalización y tratamiento adicional.

El ejercicio de la medicina y la cirugía no es una ciencia exacta. Aunque se anticipen buenos resultados, no hay garantías. En algunos casos, quizá no sea posible obtener resultados óptimos con un solo procedimiento quirúrgico y pueda necesitarse otra cirugía.