La aplicación de toxina botulínica es el procedimiento más seguro, rápido y efectivo para suavizar y prevenir las líneas de expresión faciales en áreas como el entrecejo, la frente y las “patas de gallo” dando una apariencia más joven y tersa. La toxina botulínica también es muy efectiva en el tratamiento de la sudoración excesiva, cefalea migrañosa y mejora de cicatrices.

Toxina Botulínica para tratar la Hiperhidrosis (Sudoración Excesiva)

Si sufres de constantes manchas de sudor en el área de axilas que no responden a desodorantes, este rápido y simple procedimiento es la solución. La toxina previene la excreción del sudor por las glándulas sudoríparas y sus efectos duran entre 6 y 9 meses.