La formación de cicatrices es el proceso natural de reparación del organismo después de una herida.

Hay varios factores que influyen en la forma en que la piel cicatriza. Los más importantes son la localización, profundidad y extensión de la herida, pero también el género, la edad y el color de piel son importantes

Tipos de cicatrices

Hay diferentes tipos de cicatrices, entre las que se incluyen:

  • Cicatriz Queloide:Éstas se producen cuando hay un proceso de reparación exagerada del daño. Estas cicatrices se extienden mas allá del borde de la herida y además de ser poco estéticas en ocasiones interfieren con la movilidad.
  • Cicatriz Hipertrófica: Estas cicatrices con borde y de color rojo se parecen a las Queloides pero no abarcan más allá del borde de la herida. En su tratamiento se pueden usar láser y esteroides.
  • Cicatrices de Acné: La mayoría de los pacientes con acné severo probablemente tienen cicatrices que lo comprueban. Hay muchos tipos de cicatrices post-acné ya que algunas son en pica hielo y otras son angulares y onduladas. Los tratamientos utilizados son muy variables dependiendo del tipo.
  • Cicatriz Contracturada: Cuando hay quemaduras en piel puede haber cicatrices contracturadas que pueden causar inmovilidad. Estas cicatrices en ocasiones abarcan músculos y nervios.

Tratamientos

Algunos de los tratamientos que proveemos para tratar las cicatrices son:

  • Uso de Láser Fraccionado: Ésta es una tecnología altamente sofisticada que utiliza las propiedades del láser para provocar renovación celular y remodelación de la cicatriz con una computadora que permite dejar abundante tejido sano para que la reparación sea rápida y segura.
  • Uso de Láser Vascular: Esta tecnología sola o en combinación con otras ayuda a disminuir lo “rojo” de la cicatriz y que por lo tanto sea visualmente menos perceptible.
  • Inyección de Esteroides: En caso de cicatrices queloides o hipertrofias el médico puede sugerir la utilización de inyecciones de esteroides para ayudar a aplanar y suavizar la cicatriz. Estos tratamientos se pueden repetir cada 4 a 6 semanas.
  • Inyección de Rellenos Dérmicos: Este tratamiento es útil para cicatrices hundidas (acné) y provee de resultados inmediatos, aunque no permanentes ya que dura de 6 a 12 meses.